Antonio Palomino de Castro y Velasco

Antonio Palomino de Castro y Velasco

  • Antonio Palomino de Castro y Velasco

Célebre pintor y biógrafo español del siglo XVII; nació en Bujalance en 1655. Estudió filosofía, teología yjurisprudencia sólo por complacer a sus padres, pues su genio le inclinaba desde joven al arte de la pintura, al cual se dedicó finalmente.

Concluidos sus estudios científicos, pasó a Madrid, donde estudió las grandes obras de los museos, y adquirió tal fama, que en breve, Valencia, Salamanca, Córdoba y Granada se apresuraron a hacerle encargos. No por esto abandonó el cultivo de las letras, a las que también era aficionado, y después de trazar las reglas de la pintura, y dedicó a escribir las vidas de los artistas españoles. A la muerte de su esposa, y ya en edad bastante avanzada, abrazó el estado eclesiástico, y murió en 1726.

Las dotes principales de Palomino consistían en un profundo conocimiento de la perspectiva, en la corrección y pureza del dibujo, en lo acordado del colorido, y en la erudición que se ostenta en todas sus composiciones, si bien se le critica de vulgar y hasta de innoble en los caracteres de las figuras.

Sus obras más notables son: Libros: Museo pictórico y Escala óptica; Vidas de los pintores y escultores eminentes españoles. Pinturas: La confesión de San Pedro, Los frescos en la iglesia de San Juan del Mercado, y los de la capilla de la Virgen de los Desamparados, en Valencia; Los cinco cuadros del retablo mayor, San Fernando, Una aparición, y el Martirio de San Acisclo y Santa Victoria, en la catedral de Córdoba; Frescos de la cúpula del sagrario, en la cartuja de Granada; el fresco del testero del coro en la iglesia de San Esteban de Salamanca; un cuadro de San Antonio de Padua en Sigüenza; San Dionisio y la Virgen de los Dolores, en Sevilla, el techo de la antesacristía de San Isidro el Real; El Salvador, San Pedro y San Pablo, Los cuatro Evangelistas, La venida del Espíritu Santo, La Concepción, San Ignacio dando la comunión a Santa Teresa, San Joaquín; Santa Ana, La Virgen, San Miguel, San José, y otros muchos cuadros y frescos, en Madrid.

ilustres

Atrás