Fray Antonio Caulín

Fray Antonio Caulín

Fray Antonio de Caulín (1719-1802?) fue un bujalanceño, franciscano, que dejó escrita la observación de la realidad circundante, desde la etnología al arte, pasando por la geografía y el desarrollo demográfico, sin olvidar el interés económico y polícito. Los venezolanos reconocen que Caulín además de ser un misionero franciscano fue un geógrafo importante para la Historia de Venezuela y le dedican hasta un tomo de su “Enciclopedia de Venezuela”.

Después de 16 años en América, tras ya escrita la que sería su obra principal: “Historia Corográfica, Natural y Evangélica de Nueva andalucía, Provincias de Cumaná, Nueva Barcelona, Guayana y Vertientes del río Orinoco”comienza el largísimo expediente de impresión y publicación de la obra, instancia abierta ante el Consejo de Indias de 26 de Junio de 1760, más tarde desde Granada y Bujalance, desarrollará una gran labor como reformador de estudios anquilosados, imponiendo progresivamente aquellos sistemas que el Padre Molina, desde el Ministerio General de Madrid refrenda como aceptables, pese a una fuerte oposición.

La influencia de obra y el pensamiento del Padre Feijoo se refleja en Caulín que continua su labor reformadora, y cuando en 1782 aparece el Plan de Estudios de la Provincia de Granada (provincia alterada en su configuración en la Junta de Bujalance de 6 de abril de 1769 a instancias de Caulín), será una plasmación de los cambios que ya desde 1767 lleva aplicando el franciscano.

Fray Antonio Caulín divide su obra en cuatro libros. El primero de ellos lo dedica por entero a situarnos en el contexto geográfico-étnico y sociopolítico en el que pretende desarrollar su obra. En el segundo nos relata las diferentes conquistas que directa o indirectamente ha recogido convirtiéndose en algunos capítulos en espectador directo. En el tercer libro una vez hechas las introducciones de contexto, pasa a relatar la propia conquista evangélica, misiones, fundaciones, expediciones, de misioneros que se adentran en el desierto verde de la selva. La última parte es una exhortación a los religiosos, para que busquen por medio de la predicación una salvación de su alma. También se encuentran elegías a la vida de sus predecesores o a compañeros con los que convivió, que invitan a reflexionar sobre la “muerte en santidad”y la “plena salvación”.

La descripción científica de las observaciones, el método seguido para elaborarlas, la búsqueda a la verdad que le hace contradecir en numerosas ocasiones a los tratadistas ya consolidados, es uno de los aspectos más sobresalientes de la “Historia Corográfica” .

ilustres

Atrás